• Chels B.

Probando probando

Actualizado: abr 1

Este será mi primer post por aquí, el cual no tengo idea si estoy haciendo bien, porque treintañera que llegó tarde al mundo de escribir su propio blog.

Empiezo esto porque por una pandemia que hay en el mundo entero nos hemos visto en la necesidad de guardarnos en nuestras casas, así es, estoy viviendo lo que seguramente aparecería en alguna película del fin del mundo y esta crisis sanitaria será la responsable de muchas muertes, golpeará la economía, el comercio y los empleos de millones de personas alrededor del mundo.

El 31 de diciembre del 2019 tenía preparada mi lista de propósitos para el 2020, imaginando que vendría un gran año, lo empecé bien, haciendo una peli donde mi sueldo era bajo, pero para nada me puedo quejar de lo bien que la pasé y estaba segura que se compensaría con lo que venía, llegó febrero y todo marchaba bien, un par de comerciales por aquí y por allá, marzo iba caminando con mucho ánimo, tenía un proyecto que duraría 5 semanas y empezaría otro en abril.

Las noticias del virus venían circulando desde enero, China estaba en todas las noticias, incrementándose semana a semana, pero aun así nunca creí que aquello se convirtiera en pandemia, de pronto Italia, España y muchos países de Europa hablaban de miles de infectados, de iniciar una cuarentena y de no poder salir de sus casas. Cómo era posible, si todavía el 8 de marzo estábamos marchando miles de mujeres. No salir de casa, whaaaat?? eso no estaba en mis planes!! Y entonces a partir del 18 de marzo decidieron parar la producción en la que yo estaba, sin nadie saber qué seguiría.

Llevo en casa desde esa fecha, salgo al super y a pasear a mis perros, hemos ido a pedalear un par de veces y puedo decir que nunca había sentido tanta tranquilidad en la ciudad. Es extraño sentir alivio por no ver miles de personas en las calles, es muy contradictorio estar disfrutando de estos días a pesar de no tener ni puta idea de qué va a pasar, pero así estoy. Por otro lado sigo viendo al señor que vende dulces afuera del área de juegos de niños en el parque, al de los jugos de la esquina, a los trabajadores de locales de los alrededores evidentemente preocupados por lo incierto del futuro de cada uno, pues sus planes, igual que los míos son una interrogante.

Con estos pocos días he entendido mucho mejor lo que vengo aprendiendo desde hace unos años, a vivir el presente, la mente es muy poderosa y me lleva a un futuro que en definitiva no sé si será, el presente es lo único que tengo hoy y hoy el gobierno avisó que la cuarentena se extiende hasta el 30 de abril, así que no será lo último que escriba, según mis nuevos planes.

Abrazos y amor a la distancia.